18/03/2016

Los sacerdotes se autodenominan intermediarios entre Dios y los seres humanos – Capítulo 8

Los sacerdotes se sitúan por encima de las personas aunque aparentan otra cosa. Un simbolo de esto es el púlpito desde donde predican. El papa Benedicto recordó las palabras del «santo» de la Iglesia Juan de Ars, el patrón de los sacerdotes, que enseñó:
«¡Oh, qué grande es el sacerdote! (…) Dios le obedece: pronuncia dos palabras y Nuestro Señor baja del cielo al oír su voz y se encierra en una pequeña hostia (…) Si desapareciese el sacramento del Orden (se refiere al ordenamiento del sacerdote) no tendríamos al Señor. ¿Quién lo ha puesto en el sagrario? El sacerdote. ¿Quién ha recibido vuestra alma apenas nacidos? El sacerdote. ¿Quién la nutre para que pueda terminar su peregrinación? El sacerdote. ¿Quién la preparará para comparecer ante Dios, lavándola por última vez en la sangre de Jesucristo? El sacerdote, siempre el sacerdote. Y si esta alma llegase a morir [a causa del pecado], ¿quién la resucitará y le dará el descanso y la paz? También el sacerdote … ¡Después de Dios, el sacerdote lo es todo! … Él mismo solo lo entenderá en el cielo». Es decir que, según la enseñanza católica vinculante, Dios obedece al sacerdote. Con ello los clérigos se ponen por encima de Dios. Y según la enseñanza de la Iglesia vaticana esto también vale para los sacerdotes pedófilos.

Vídeos similares