14/08/2022

Los apologistas de la mentira y del asesinato no valen la pena

Los apologistas de la mentira y del asesinato no valen la pena

El famoso escritor Mark Twain dijo en una ocasión: A veces me pregunto si el mundo está gobernado por personas inteligentes que nos toman el pelo o por imbéciles que hablan en serio.

El comportamiento de los políticos alemanes que quieren suministrar armas, armas y más armas pesadas para la guerra en Ucrania recuerda cada vez más a los tiempos más oscuros de la historia alemana. Casi a diario, de una forma u otra, repiten sus mentiras de que el llamado enemigo de la guerra es el único culpable y el único «malo». Mientras la guerra amenaza con aumentar la pobreza, el dinero de los impuestos de los ciudadanos, ganado con mucho esfuerzo, se quema para la guerra y las sanciones económicas.
En lugar de hacia la paz, los políticos están llevando a sus ciudadanos hacia la pobreza, que indica cada vez más hacia la desaparición de la clase media.

El presidente de los EE. UU. Biden, que en las últimas décadas ha fomentado un ataque bélico de los EE. UU. tras otro, violando los derechos internacionales, está ahora él mismo al mando del poder y de la guerra y en marzo de 2022 anunció el «nuevo orden mundial» bajo el «liderazgo» de los EE. UU., pidiendo el derrocamiento del presidente ruso Putin. Y los principales políticos de Europa Occidental y Alemania se inclinan –como vasallos serviles– ante las pretensiones de poder geopolítico de Estados Unidos. Contradiciendo sus propias promesas de 1990, los EE. UU. han estado impulsando agresivamente durante muchos años la expansión de la OTAN hacia el Este y también han querido durante años construir en Ucrania, directamente en la frontera con Rusia, una base de la OTAN altamente armada con la influencia de los EE. UU. en la economía, los medios de comunicación y la sociedad. Esto llevó en 2014 al derrocamiento del gobierno prorruso y la instauración de un gobierno antirruso. Aún se está investigando cuál fue la participación de Estados Unidos en todo esto.

Mientras tanto, los apologistas del asesinato y la mentira en Europa han degenerado a marionetas sin firmeza y se hinchan con una supuesta superioridad moral autofabricada. Pero detrás de ellos están los belicistas a los que sirven, inspirados de nuevo por el poder que Jesús de Nazaret llamó «el padre de la mentira que fue un asesino desde el principio».

En este programa se vuelven a enumerar detalladamente muchas falsedades y hechos ocultos. Porque para volver a encontrar el camino de la paz, es necesario conocer el trasfondo y las causas de la guerra y desenmascarar la hipocresía y la politiquería.

(1:37:00)

Vídeos similares